sábado, 23 de noviembre de 2013

Dia 23: La sesión que más ha durado


 Ah, mis tiempos jóvenes... donde habrán quedado...

Recuerdo sesiones de casi 24 horas... o fines de semana completos como los que describí en la entrada anterior.

Pero puestos a recordar, recuerdos dos sesiones largas con especial cariño

 - La que comentaba ayer. 6 horas de rol, comida, 6 horas con otro máster, comida, 6 horas con un tercer máster, dormir y así durante 2 o 3 días. Por supuesto, regado con muchísima cerveza. Obviamente no eran las mejores partidas del mundo, ni las más épicas, pero eran muy muy divertidas. Y creo que todos los que estuvimos allí recordaremos a "Cebolla", el nombre de todos y cada uno de nuestros pnjs en esa época.

- Y sobre la otra también he hablado por aquí. Jugando Faerûn en la Sombra, dirigiendo el señor +Enrique López al grupo de "El Bien", empezar sobre las 10 de la mañana, acabar sobre las tantas de la madrugada. Si la memoria no me falla nos dió tiempo a asaltar una guarida desuellamentes, enfrentarnos a un rey malvado, liarla parda en varios sitios y en "vida real" a comer, cenar y emborracharnos y que se bajara la borrachera 2 o 3 veces. Quizás no fue la más larga en horas, pero si que es de las más largas en cantidad de cosas hechas.

Curiosamente todas estas partidas que recuerdo tan largas son a AD&D o D&D 3.0/3.5, juegos que últimamente no me llaman mucho la atención (aunque estoy volviendo a dirigir 3.5 ahora a gente del trabajo) pero a los que en su momento dediqué muchísimas horas aunque no fueran mis juegos favoritos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada